devo

Estamos de vuelta

Apuntes de dos hechos recientes:

1. El retorno de Devo. Han pasado más de dos años desde que la banda de Akon (Ohio) estrenase su primera canción inédita desde su desafortunada despedida en 1990 con Smooth Noodle Maps. Watch Us Work It reformulaba los ritmos marciales de sus primeros discos (con trampa, eso sí, se sampleaban a sí mismos) con la locura cencerril del dance-punk de la primera mitad de la pasada década y abría la puerta a la esperanza de un nuevo disco. Por si fuera poco, en 2007 se volvían a liar los energy dome a la cabeza y salían de gira a presentar sus éxitos pretéritos a los jovencitos que no habían nacido cuando predicaban sobre la de-evolución de la especie humana aporreando guitarras y sintetizadores. Después de varias intentonas y un nuevo single en 2009, Don’t Shoot (I’m a Man) parecía que el nuevo disco no llegaría nunca… hasta que presentaron el Devo Song Study en 2010.

En una maniobra 100% coherente tanto con su sentido del humor como con su espíritu crítico con el comportamiento de las grandes corporaciones mundiales, la banda daba a elegir a los fans 12 de entre 16 canciones para componer el nuevo álbum, todavía sin título. Y en nuevo movimiento de desconcierto, elegían ellos mismos la secuencia pasando por alto la elección del público y presentando el disco, Something For Everybody con dos de los temas menos votados y asegurando que era 88% focus group approved. Con esto, Something For Everybody, presentado en sociedad con una actuación en los Juegos Olímpicos de Vancouver, es el mejor disco de retorno que podían hacer después de más de 20 años, ya que recupera y actualiza parte de su legado: las guitarras sincopadas, los ritmos electrónicos y la ironía (fina y gruesa, no se crean) que destilaban en su mejor época.

2. Otra de retornos. Futurama era cancelada en 2003 dejando unas pobres audiencias y una legión de fans descorazonados que no entendían la decisión de Fox. Con un culto creciente a tenor de su sindicación en varios canales estadounidenses (y su repetición hasta la nausea en nuestro país, todo sea dicho), en 2007 la serie volvía en forma de películas directas a dvd, lo que hizo arquear la ceja a muchos y saltar de alegría a otros en los que me incluyo. El resultado: cuatro películas irregulares, no cabe duda, pero que rescataban en gran parte el espíritu de una serie que conjugaba a la perfección ciencia ficción loca, fantasía y toneladas de humor.

Durante la producción de las películas, visto el poco interés de Fox por revivir la serie, la cadena Comedy Central anunció, en 2009, que se estaba preparando una nueva temporada. Y así es. Desde el pasado mes de junio, Futurama se vuelve a emitir en una dulce cadencia semanal que los aficionados tenían olvidada. ¿El veredicto? Bueno, siendo una serie con un fandom tan radical, efectivamente hay quien se rasga las vestiduras por algunos detalles fuera de lugar (estatológicos, para ser más exactos), pero no cabe duda que en los últimos episodios la serie ha vuelto a recuperar parte de su mojo.

3. Me encanta que las cosas que me gusten se gusten entre sí. Por eso, el anuncio de que Devo participarán en el episiodio 100 de Futurama no puede si no provocarme una grandísima sonrisa. Los de Akon se interpretarán a sí mismos en este capítulo. Bueno, a una versión mutada de sí mismos. Una gozada, vamos.