Ohhhhh, in silence.

No se me ocurre mejor manera que homenajear a Ian Curtis en el 30 aniversario de su muerte que la de reivindicar la obra maestra que coloco más abajo, sólo un poco por debajo de 24 Hour Party People, pero muy por encima de Control.

Filete conmovedor, que grande fuiste.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *