No solo el corazón es mentiroso

JT Leroy es una farsa. No puedo decir que sea una noticia bomba teniendo en cuenta la publicación de un artículo en NY Metro en el que el Stephen Beachy cuestionaba la existencia del escritor y atribuíaa su obra a Laura Albert, la mujer que supuestamente le había sacado del mundo de la prostitución y las drogas. Las escasas apariciones de JT Leroy en público (mantení­a relación con sus amigos casi exclusivamente por ví­a telefónica), utilizando siempre como atuendo gafas de sol, peluca y sombrero, llevaban ya varios años dando que hablar, hasta que el pasado mes de enero se publicaba en el New York Times un artí­culo de Warren St. John donde desvelaba la verdadera identidad de la persona que desde 2001 había dado la cara por el escritor: Savannah Knoop, hermanastra de Geoffrey Knoop, el ahora ex-marido de Laura Albert. En este punto queda muy clara la historia. La confirmación vino el pasado mes cuando Geoffrey desveló el final previsible de esta historia: J T Leroy no era más que un personaje inventado a medias con su ex-mujer, a fin de que esta pudiese publicar sus obras ayudada del morbo que suponí­a la truculenta y falsa historia del joven que querí­a ser la mejor prostituta de su barrio. El niño mimado del indie estadounidense, el pobre adolescente seropositivo que habí­a encontrado refugio en la escritura, el amigo de Winona Ryder, Dennis Cooper, Billy Corgan, Gus Van Sant y Michael Pitt entre otros es una gran mentira.

Las reacciones, obviamente, no se han hecho esperar y muchos de los que confiaron en él le han vuelto la espalda. Su editora, Ira Silverberg ha cargado contra sus “inventores”, acusándoles de lucrarse con una historia tan cruda como la de Leroy. Según Silverberg, el «escritor» recibía apoyo financiero debido a su condición de seropositivo, dinero que, visto lo visto, recibian Laura Albert y su ex-marido. Dennis Cooper, uno de los máximos valedores literarios de Leroy, dijo haberse sentido decepcionado con la noticia, ya que, según su punto de vista, la obra y la persona de Leroy eran inseparables. Esto plantea algunas preguntas: ¿Era la obra de J T Leroy valorada por su calidad o por el morbo de ser prácticamente autobiográfica? Boris Vian escribió una de sus mejores novelas atribuyéndola al escritor negro Vernon Sullivan, y a pesar de ello, la calidad de la obra no se resiente al descubrir la verdadera identidad del autor.

Estos dí­as se estrena por fin en salas de Estados Unidos The Heart Is Deceitful Avobe All Things, película basada en la colección de relatos del mismo tí­tulo y que llevaba congelada casi dos años debi­do a la pésima acogida que tuvo su estreno en el festival de Cannes de 2004. Parece que un nuevo montaje y el escandalo en torno a la identidad del escritor han ayudado a dar el empujón que necesitaba para que iniciase su andadura comercial (aunque en algunos paises de Europa es posible adquirirla en DVD). La cinta está dirigida por Asia Argento, la hija del mí­tico Dario Argento y amiga intima de Leroy desde hace unos años, y es clara deudora de la estética y narrativa propia de los films de Gus Van Sant (en ocasiones me pareció estar viendo un remake de My Own Private Idaho). La película pretende ser arisca y desagradable, y lo consigue, aunque decae en el último tramo con un ritmo atropellado que parece querer llegar al final antes de tiempo. No se ha desvelado si Asia conocí­a o no el fraude del escritor, pero esta es la frase promocional de la película : Behind the greatest hoax of our time is the heartbreaking story thar started it all. The seductive tale of “J T Leroy”. Ahí­ queda eso.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *