Ch-chek it out

La cultura del hip hop ha dejado en la cultura popular general muchas más huellas de las que en un principio se podrí­an reconocer.

TapeNo hay que ser un entendido en ella ni es condición sine qua non que te guste el género para disfrutar de muchos de los aspectos que la rodean y la han convertido en masiva durante las últimas décadas. A saber: Eminem (la persona y el personaje), Beastie Boys, la estética exagerada (abrigos de piel, más oro que un gitano) ¿Hay algún baile popular más divertido que el robot? Sinceramente, lo dudo. Uno de los aspectos más interesantes e innovadores del nacimiento del hip hop son las remezclas que creaban los dj’s (como odio poner esta palabreja, pero las cosas son así­) durante sus sesiones, insertando trozos de otros temas (lo que se conoce como bootleg o mashup, muy de moda hace un par de años), alargando las bases para que se pudiese improvisar encima, deslizando de manera rí­tmica uno de los dos discos para crear una base en directo (el scratch, vamos) o utilizando sintetizadores y cajas de ritmo (¡electro!) para modificar in situ la estructura de las canciones.

En mastermix.org podemos escuchar varias muestras de este hip hop y electro primigenio que alimentaba las radios piratas durante la primera mitad de los ochenta. Dj’s (otra vez la palabra) anónimos escupiendo varios temas en pocos minutos haciendo alarde de técnica y, en muchos de los casos, de un gusto exquisito para la música. La mayorí­a de los temas que se pueden encontrar en esta página pertenecen a cintas grabadas de muchas de estas sesiones de radio, y van acompañadas de generosa información sobre su origen. Mi favorita es, sin lugar a dudas, un divertidisimo bootleg de Love Missile F1-11 de Sigue Sigue Sputnik aderezado con varios hits, aunque merece la pena escuchar el resto tanto si comulgas como si no del hip hop style.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *