Monthly Archives: noviembre 2006

Haciendo justicia – I/Ramones – 7-11

Originalmente publicada en su disco de 1981, Pleasant Dreams, 7-11 es una de las grandes maltratadas en todas las exhumaciones del vasto repertorio de los Ramones.

Al contrario de otras piezas, a mi entender, de calidad inferior, 7-11 no ha aparecido en ninguna de las recopilaciones ante o post-mortem del cuarteto, inclui­da la monstruosa caja Weird Tales Of The Ramones, donde se recopila prácticamente gran parte del material aprovechable de la banda. Este medio tiempo de corte clásico lleva el inconfundible sello de Joey, el eterno adolescente enamorado fanático de las producciones de Spector, y en ella se pueden rastrear algunas de las claves de su personalidad. En primer lugar, su absoluta idealización del amor en un estribillo deliciosamente tierno (We was young and in love, and you’re the only girl I’m ever thinking of), la apatí­a causada por el bajo nivel de la música popular, razón principal de formacion de su grupo por otro lado (what ever happend to the radio, and where did all the fun songs go) y la pérdida trágica de la persona amada (Oncoming car went out of control, it crushed my baby and it crushed my soul). Es necesario puntualizar que, como se revela en el documental End Of The Century, fue durante la gestación de este álbum cuando Johnny le robó la novia al tímido e inseguro cantante, provocando el ya-sabéis-qué. En el documental se ejemplifica la venganza de Joey con la canción The KKK Took My Baby Away, pero no hay que ser un lince para comprender que la tragedia teen de 7-11 está compuesta como una nada sutil venganza y desde el resentimiento que le acompañó a la tumba.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

LA PUEDES ESCUCHAR EN: Como ya he dicho, las cientos de recopilaciones que han aparecido de Ramones han obviado esta canción, pero se puede encontrar en la reedición de Pleasant Dreams, disponible en cualquien tienda a un precio más que asequible. Aunque generalmente se ha considerado como uno de los discos «malos» de los Ramones, el reproche se debe a un cierto rebaje en el volumen de las guitarras cortesía del productor Graham Gouldman. Por lo demás, las melodías están intactas, y el álbum contiene clásicos que han aguantado la criba de sus propios creadores como The KKK Took My Baby Away o We Want The Airwaves.